Derechos de autor y patentes

Por fin he juntado ganas (hoy es un día anómalo) para hacer el post que tenía planeado.

Debido a una asignatura que he tenido el pasado cuatrimestre, tuve que estudiar aspectos relacionados con las patentes, modelos de utilidad y similares.

Primeramente, una patente es un título que reconoce el derecho de explotar en exclusiva la invención patentada, impidiendo a otros su fabricación, venta o utilización sin consentimiento del titular. Como contrapartida,  la Patente se pone a disposición del público para general conocimiento. Me gustaría poner la legislación actual y resaltar un punto que encuentro interesante:

Ley 11/1986, de 20 de marzo, de Patentes de Invención y Modelos de utilidad (link).

  • Artículo 49 – La patente tiene una duración de veinte años  improrrogables, contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud y produce sus efectos desde el día en que se pública la mención de que ha sido concedida.

Después, la patente tiene que cumplir ciertos requisitos como que sea una invención nueva, que implique actividad inventiva, etc. Además, no todas las cosas son patentables. Un detalle importante es que hay que pagar unas tasas anuales para mantener la patente, así como para presentarla.

¿Por qué hay patentes?

Una empresa realiza una inversión en su departamento de I+D+I. Del trabajo de este departamento nace un nuevo producto que se comercializa. Los primeros ingresos que se obtienen por la venta del producto van destinados a recuperar la inversión hecha en I+D+I y la comercialización del producto. Al cabo de un cierto tiempo, entra una empresa competidora que reduce las ventas y, por tanto, los ingresos. Si este tiempo es demasiado corto (es muy fácil que te copien los chinos y pongan el precio más barato ya que no tienen que recuperar inversión alguna) podría suceder que la empresa no llegue a amortizar las inversiones hechas.

En consecuencia, se llega un acuerdo entre el inventor y la sociedad: con el objetivo de hacer avanzar el estado de la técnica mediante la publicación por parte del inventor de un desarrollo, la sociedad le concede un monopolio temporal y restringido geográficamente.

Ahora bien, hagamos una analogía con los derechos de autor. Es cierto que lleva tiempo el componer/escribir (equivalente al I+D+I) y que hay que rentabilizar ese tiempo, de hecho se puede hacer un mismo razonamiento con el párrafo anterior: con el objetivo de desarrollar el estado cultural, se proporciona un monopolio temporal y restringido geográficamente.

PERO los derechos de autor se han convertido, en sí mismos, en un negocio.

Veamos la Ley de Propiedad Intelectual (link). Si vamos al artículo 26, titulado “Duración” vemos la primera gran diferencia. Mientras la patente dura 20 años de manera improrrogable, los derechos de autor duran toda la vida de éste y 60 años después de su muerte. Supongamos que igualamos a 20 años los derechos de autor, algunas consecuencias que se me ocurren:

– La guerra de las galaxias (1977). Hubieran caducado en 1997 los derechos dejando a George Lucas sin su gallina de huevos de oro (se considera la saga más lucrativa de la historia del cine). De hecho, George Lucas vería muy menguados sus ingresos, ya que Indiana Jones también dejaría de darle pasta.

– Thriller (1982), el disco más vendido, también hubiera pasado a dominio público. Esto supondría la bancarrota total de Michael Jackson (se estima  que ha vendido 109 millones de discos de Thriller desde su lanzamiento). Además otra parte de sus ingresos, los derechos de autor sobre algunas canciones de The Beatles, también se habrían esfumado.

Así de forma resumida, todos los discos/películas/libros/etc hechos antes de 1989 ya habrían caducado sus derechos.

En cambio sí tienen puntos en común, casualmente en el hecho de prohibir a los demás la utilización/explotación/etc.

Y después está toda la historia del canon, que también tiene tela. Además aquí también hay gran diferencia con las patentes: no es patentable un tipo nuevo de plástico, pero sí un producto que utilice dicho plástico. ¿Por qué entonces hay que pagar por el “plástico” de un cd virgen?

Menos mal que hay iniciativas de todo tipo (plataforma todos contra el canon, la asociación de internautas, David Bravo, etc) pero quiero hacer hoy una mención especial: Jamendo.

Jamendo es una web donde los artistas cuelgan sus obras bajo distintos tipos de licencias Creative Commons (+info). Me bajé varios discos hace tiempo y me encontré con un grupo muy bueno y otros que no lo eran tanto (la mayoría), además de pequeñas maquetas de 15 minutos. Pero entonces mediante una web encontré a Roger Subirana, un pedazo de artista New Age/Instrumetal que pone sus discos en Jamendo. La primera canción es sublime.

Actualizacion – Primera canción desde YouTube:

Aquí dejo el enlace al disco: http://www.jamendo.com/es/album/24858

Me hubiera gustado haber puesto el player de Jamendo para que lo escuchárais, pero WordPress no admite objetos internos (acaba de perder MUCHOS puntos WordPress). Si alguien sabe cómo se hace, que lo ponga en los comentarios, por favor.

Anuncios

2 Responses to Derechos de autor y patentes

  1. Interesante lo que dices de la duración de los derechos de autor, pero hay que tener en cuenta que por ejemplo en literatura hay obras que se tardan años en escribir, quizás más que en desarrollar un producto.

    En todo caso en el mundo de la música hay muchos chupando del bote y quizas si que se deberia hacer algo así.

    P.D. – Yo he visto a gente que ha metido reproductores de GoEar en WordPress, ya sabes que yo uso blogspot y no lo tengo muy claro pero me parece raro que no se pueda

    • fraba says:

      Sí, pero un libro lo suele escribir una persona y un producto lo desarrolla un equipo de varias. Además, si le lleva más de 20 años escribir un libro … (con dedicación, no como la del Ocho que no ha hecho el Fuego hasta que le ha salido de la brenca)

      En cuanto a lo de meter objetos externos, eso era lo que había leído, que no se podía. Y es que metes el <object y todos sus acompañantes y el WordPress te lo borra directamente. Y en otra web de música, el widget lo podías añadir según página (como en el YouTube que te aparece el féisbuq o el digg) y aparecían unas 20 (blogger incluido) pero no aparecía WordPress. De todas formas seguiré investigando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s