4 ideas

Llevaba tiempo sin escribir nada relacionado con economía, política y similares. Remarcar que ayer fui a un centro comercial y me sorprendió el atascazo de coches para entrar. Siendo finales de mes, de un mes además como septiembre con su cuesta de la vuelta al cole, un 25 de septiembre en el que la gran mayoría no habrá cobrado, pues la verdad, me sorprendió mucho. Lo primero que pensé fue si ya habíamos superado la crisis y debe ser que sí, sólo hay que ver el catálogo de ofertas del Hipercor: sencillamente decepcionante. ¿Dónde están esas ofertas agresivas de 2ª unidad con un 70% de descuento? A finales de un mes como septiembre deberían de haber sido la estrella y, en cambio, estaban desaparecidas. Me quedan, por tanto, dos opciones que pensar:

– Que las crisis está muy aumentada

– El increíble tamaño de la economía sumergida

Sea una cosa u otra, ya llevaba unas semanas rumiando ciertas medidas que se deberían tomar para “mejorar” la vida de este país. Quito esto, modifico lo otro, añado lo de más allá… pequeñas cositas que podrían ayudar bastante.

  • Cambiar el cálculo de multas, fianzas, etc que actualmente se aplica en ciertos casos. Ese político corrupto que ha trincado un pastizal y le hacen pagar una quinta parte de lo robado, ese Roldán que nunca dijo dónde está el dinero, esas empresas que pactan los precios aniquilando la competencia y que, si les pillan, la multa es muy inferior a los beneficios obtenidos… Más o menos la idea es: ¿por qué la cifra de las multas y demás recogidas en los códigos es absoluta y no relativa? Es decir, ¿por qué la máxima fianza para un político corrupto es X en vez de ser 1.5 veces la cantidad que las fuentes judiciales hayan estudiado como inapropiadas? ¿Por qué la multa que se imponen a empresas que han pactado precios es Y en vez del doble de los beneficios extras que le haya generado ese pacto ilícito? Al final si fijas Y como la multa máxima lo que estás es fijando un listón, “a partir de aquí, pactar sale rentable”
  • ¿Cuántos ministerios hacen falta en el gobierno central teniendo en cuenta las transferencias que hay hacia las comunidades? ¿Cuáles serían los realmente necesarios? Hagámos una cuenta: Economía, Justicia, Defensa, Interior, Asuntos Exteriores, Industria/Ciencia/Tecnología (todo en uno), Fomento y, a título personal mío, añadamos un Ministerio de Organización Territorial que se ocupe de lo que se va quedando fuera. Estamos hablando de, tal vez, 8 ministerios. 9 ministerios, que se me haya olvidado alguno. Actualmente hay como el doble (16 – 17 es lo frecuente). ¿Es necesario el Ministerio de la Presidencia? ¿Qué hace exactamente? Sanidad, educación… materias transferidas a las CC. AA., ¿por qué siguen en el gobierno central? ¿No sería más lógico que para las pequeñas partes de gestión de estas materias transferidas hubiera un Ministerio de Organización Territorial con el departamento “Sanidad”, con el de “Educación”, etc?
  • Límite a la subcontratación. Me gustaría saber cuánto dinero se va “perdiendo” con cada nueva subcontratación. Habría que fijar un número máximo de subcontrataciones dependiendo sector y actividad pero tampoco dejarlo cerrado e inamovible: que se pudiera pedir ante un organismo capaz (tal vez los jueces) concesiones muy excepcionales para aumentar ese límite si la situación fuese conveniente. Con esto me refiero, por ejemplo, a las obras del AVE: sería mucho mejor contratar obreros de la zona según el trazado del mismo fomentando durante un período temporal la economía de la región.
  • Lucha contra la economía sumergida. No sólo hablo de inspecciones más rigurosas y eficaces (con el posible aumento de las mismas). Hablo de tomar medidas económicas que hagan que PYMES que andan con economía sumergida se animen a salir de ella y declarar. Y sobre todo eso, dedicadas a las PYMES que son las que no se van a llevar las fábricas a China. Están aquí y son las que contratan aquí. Imagina que a cada PYME que contrate cada nuevo trabajador se le haga una reducción X porcentual en sus impuestos durante tantos años. Vale, vas a ingresar menos vía impuestos, pero vas a dejar de pagar el paro a ese nuevo empleado. ¿Sale la balanza a favor? Medidas así que:
    • Favorezcan la creación de empleo
    • Medidas fiscales “amigables”. El indulto de Berlusconi a las fortunas que estuvieran fuera de Italia evadiendo impuestos atrajo €100.000 M [link, al final de la noticia]. Efectivamente, el indulto no es que sea la mejor solución, pero tiene sus cosas buenas: el dinero ya está en Italia, muchísimo más rápido que con cualquier otro movimiento; tienen ahora muchos ojos vigilantes, desde ahora mismo van a empezar a pagar impuestos…

Son 4 ideas sueltas, inconexas entre ellas pero que tocan puntos básicos: admón. central, economía, trabajo, etc. ¿Cuánto se podría llegar a ganar si se hicieran las cosas bien?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s