2010

Ahora en estas fechas aparecen las típicas “100 fotos del año 2010”, las 10 canciones más sonadas de 2010 y demás XYZ de 2010. Recuerdo una viñeta de humor el año pasado por estas fechas, en las que salía Zapatero y Rajoy arrastrando a un bebé llorando con una banda cruzada que ponía 2010 para jubilar a un viejo con la banda de 2009. El mensaje era claro: el año 2009 había sido muy malo y había que aprovechar el cambio de año para ver si se cambiaba la situación. El dibujante de la viñeta puede reciclarla sin problemas para este año: el 2010 no ha sido peor que 2009, pero tampoco ha sido mejor ni ha habido el cambio que se deseaba.

Por un lado, la economía sigue estando como está pero es sobre todo el paro el que no mejora y todo un año sin mejorar de una situación tan mala es muy preocupante. La reforma laboral ha sido muy insuficiente y tampoco hay una actitud activa para atajar este problema, ni gobierno, ni sindicatos ni empresas. Ejemplo: me compro una bufanda en el Corte Inglés y veo que está hecha en Alemania. ¿Cuánto costaría hacerla aquí en España, teniendo en cuenta la diferencia de salario que hay entre los trabajadores? Que no estaba hecha en China, si no en Alemania. Y me parece que cositas así marcan mucho la economía: si el Corte Inglés compra las bufandas en España, probablemente esos trabajadores luego tengan dinero para comprar en el Corte Inglés. Como hizo Henry Ford convirtiendo a sus empleados en consumidores aumentándoles el sueldo. Y le fue bien.

Pero mientras que 2009 fue el año de la crisis del sector privado y las empresas (y de ahí el aumento del paro), el año 2010 ha sido el año de la crisis del sector público. Recortes en las distintas administraciones, supresión de cargos y organismos y demás penurias para los ayuntamientos, comunidades y administración central. Un claro ejemplo puede ser el ayuntamiento de Madrid, asfixiado por una deuda que es 4 veces más grande que la de Barcelona y Valencia juntas. Aquí se puede ver dónde ha ido a parar tanto dinero para llegar a semejante deuda (enlace). También se ha suprimido el ministerio de Igualdad, ministerio siempre envuelto en la polémica, ya sea por su dudosa funcionalidad o por la jefa que tenía (¿recuerdas el “miembras” que se marcó?).

Aunque el verdadero problema de la administración pública sigue siendo el elevado número de funcionarios. Sueldos perpetuos con muy baja productividad que resultan un lastre económico muy fuerte. Las administraciones están cerrando las plazas que queden libres por jubilación en vez de cubrirlas, y los que quedan, que son menos, tienen que seguir haciendo el mismo trabajo. Es decir, trabajar más, simple y llanamente. Si fuera un colectivo que durante los años anteriores estuviera saturado de trabajo, comprendería que se quejaran pero es que no es así. Por otro lado, la doble ventanilla que supone el tener competencias repetidas entre la administración central y las autonómicas se está pagando muy caro. Y es innegable que hay situaciones insostenibles, como que la provincia de Sevilla (1,5 millones de habitantes en la provincia y un PIB per cápita de algo más de 18.507€, que es el PIB per cápita de Andalucia) tenga más personal público que todo el País Vasco (2,2 millones de habitantes y 32.133€ de PIB per cápita) (enlace). Los números cantan: el dinero no va a hacer industrias y fomentar el desarrollo de la zona, va a alimentar. En otra situación más favorable estas cosas se dejan pasar, pero ahora es cuando más flagrante resultan. En definitiva, se necesita una reforma estructural muy fuerte en el sector público.

No todo son sombras, al menos mis compañeros de profesión han ido encontrando trabajo a lo largo de este 2010 (yo incluido). Parece que es cuestión de tiempo, la pregunta es de cuánto tiempo. Este país es así, el que tiene paciencia gana.

Visto que la política y la economía son negras, uno suele tender hacia el deporte que suele dar alegrías, como el Mundial de la selección española, el US Open de Nadal o el Tour de Contador. El mundial ha sido un hito histórico y la gente se ha sentido muy orgullosa de sus protagonistas: Iniesta que cae bien a todo el mundo marca el gol en una final agónica mientras que Casillas, el otro que cae bien a todo el mundo, deshacía un par de ocasiones clarísimas de Robben. Hulmidad, trabajo y solidaridad. Y, como no, sufrimiento, porque hay que ver cómo se sufrió. Y siempre recordaré el cabezazo de Puyol a Alemania, un golazo espectacular marcado allí donde el blindaje del tanque alemán era más grueso, en el juego aéreo. Fue la sensación de que todo es posible. Pero incluso así, con semejantes éxitos, este año ha habido follón por el dopaje, primero fue Contador y ahora el atletismo, sobre todo por Marta Domínguez que caía bien y duele más.

¿Hay que arrastrar el 2011? Sin lugar a dudas. Va a ser un año previsiblemente duro porque no hay ni Eurocopa ni Mundial de fútbol para relajarse de la tónica general del año, que promete empezar tenso por el tema de la reforma de las pensiones. La sensación que tengo es que da igual que te rescaten o no (entre comillas, que ya han dicho que el rescate va a tener que ser devuelto) porque te va a tocar hacer reformas sí o sí, sea tu moneda el euro o la libra. Y también si eres fuerte o débil, puesto que la reforma de Alemania ha sido bastante exagerada buscando más bien que sea ejemplarizante.

Pero bueno, cerremos con lo mejor de 2010. Cuidado que toca la fibra sensible:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s