Ley antitabaco

El día 2 de enero entró en vigor la ley antitabaco, que prohíbe fumar en recintos públicos cerrados excepto en contadas excepciones. Para mí, un no fumador hijo de un ex-fumador, me parece genial. Ya era hora de volver de ese bar pequeño de barrio o de esa discoteca sin el pestazo a tabaco en el pelo, que sencillamente da asco. Y esto es porque lo noto, porque el tema de salud es, como diría José Mota, un desgaste de a pocos. Y no nos engañemos, es algo que viene de Europa porque el tabaco no deja de ser un vicio malo. Pero quiero centrarme en el “debate” abierto por las quejas de los fumadores.

Mientras que esta ley está más que respaldada por un gran sector de la población y pedida desde hace tiempo por el sector sanitario, parece ser que esos fumadores viciosos empedernidos no se dan cuenta que su vicio es perjudicial también para los demás, y eso es lo que esta ley garantiza, el derecho de los demás. No se dan cuenta que existen “los demás”, que sólo existe el “yo”, pensamiento por cierto bastante extendido en España y no es más que una falta de respeto hacia los demás. Lo que no se dan cuenta los fumadores es que no se les está quitando el derecho a fumar, sino que se está defendiendo el derecho de los demás de no fumar con él. Repetid conmigo: el derecho de una persona termina allí donde comienza el derecho de otra.

Razones que exponen los fumadores: inexistentes. Todo pataletas de niños pequeños y argumentos de comparación imposibles de justificar. Normalmente suelen utilizar el argumento del alcohol, estúpido donde los haya. Y nuevamente, la gente bebe igual que la gente fuma, pero la gente no te va poniendo el alcohol suyo en tu vaso. ¿Qué pasaría si pidieras un café y el de al lado te echara un poco del cubata que se está bebiendo en tu taza? Similar es lo del tabaco, lo que pasa es que el humo está ahí más volátil, en el ambiente. Si quisiera fumar ya lo haría, al igual que consumir alcohol. Por último, en el tema del alcohol, decir que no es perjudicial siempre y cuando el consumo sea responsable (noticia sobre los beneficios del alcohol para una persona sana) y recalcar lo del consumo comedido, no el exceso que siempre es malo en todo. Menos en el tabaco, que es malo con o sin exceso. Animo a que busquen alguna noticia seria sobre “los beneficios” en la salud de fumar, ya que he visto un fumador decir que el tabaco no es una mierda, que con moderación no es malo. Mentira, siempre es malo.

Mientras que los fumadores no hacen más que demostrar su evidente adicción enfermiza, los hosteleros si que tienen más razón pero tampoco tanta. Las quejas sobre las reformas que tuvieron que adoptar hace unos años en sus establecimientos es por culpa de la ley pasada, no de ésta. Es decir, la ley “mala” fue la anterior. Que entre en vigor esta nueva ley no tiene coste para el hostelero, sencillamente. Además, la reforma era en aquellos establecimientos grandes y que, por lo tanto, mueven una cantidad de dinero razonablemente considerable. Sobre la disminución de negocio, que existirá, las cifras también me parecen un poco discutibles.

Supongamos un grupo de amigos de unas 6 personas y que 2 de ellas sean fumadoras. Esas 2 personas, ¿van a dejar de estar con las otras 4 cuando vayan al bar? Entiendo que un grupo de más o menos todos fumadores decidan quedarse en la casa de alguien para poder fumar, por eso digo que habrá impacto pero no tan grande como dicen. Pero también es cierto que los ambientes muy cargados tiran para atrás para los no fumadores. Por ejemplo, últimamente mi grupo de amigos prefería ir a otro sitio semejante a las Cuevas de Sésamo en Madrid y una de las razones era el ambiente de humo tan fuerte que hay. Ahora, con la nueva ley, debe de ser toda una experiencia ir a este local para ver cómo es ahora. O sea, que el establecimiento recupera clientes.

Después, como ya me estoy mal acostumbrando, está lo realmente flagrante:

Habrase visto semejante cosa… estupidez supina llevada hasta el infinito. Me pregunto qué otras leyes no aplican en su establecimiento para ver si puedo ir a robarles, agredirles, etc. Me pregunto que si el hijo/a del propietario de este local muriese en un accidente de tráfico porque el otro conductor iba borracho, aceptase como excusa del conductor borracho que “en su vehículo no se aplica la tasa de alcoholemia máxima” y añadiera una disculpa por “toda aquella persona que se sienta perjudicada” . Espero que los chulos estos aprendan lo que es la educación y el sentido común.

PD: para terminar, un poco de humor: la ley ya actúa.

Anuncios

5 Responses to Ley antitabaco

  1. Esta Ley es tan solo interesante, pues el verdadero y trágico problema persiste. Es trágico cuando le dicen a un familiar que tienes cancer de pulmon, es trágico ir a Oncología a planificar tu muerte, es trágico que te amputen las dos piernas, sin embargo no veo nada de trágico en no fumar en un bar. ¿Fumas en la Iglesia, en el supermercado o en la consulta del médico?

    El verdadero problema sigue sin solución.

    Un abrazo y Feliz Año sin humo cancerígeno
    http://dejardefumarya.wordpress.com

    • fraba says:

      Este es un primer paso muy importante, porque como bien dices, todo eso es una tragedia, mayor aún si tú no eres el culpable de esa situación sino otros. Que un fumador fume pues bueno, que haga con su vida lo que quiera, pero que no me influya a mi es el primer paso.

  2. Juspi Pemeches says:

    NO soy fumador ni ex-fumador, pero:
    Ver:
    http://pemechesjuspi.blogspot.com/2011/01/cuando-se-pierde-la-confianza-en-el.html
    El gobierno de Zapatero a través de Leire Pajín incita a la denuncia anónima, lo cual es muy peligroso, y constituye un índice más de lo propenso que es el gobierno Zapatero a limitar la libertades (incluso a los artistas de la “ceja” como hizo Sinde con el asunto de El Sáhara) y a dirigir todas las actividades de nuestra vida, imponiendo sus criterios. Ejemplos claros tenemos con las multas en Cataluña por no rotular en catalán. Claro que esta incitación a denunciar puede que lleve aparejada una estrategia más profunda: disminuir algo el paro incrementando el empleo público a base de crear un cuerpo de vigilantes antitabaco.

    • fraba says:

      Hombre, culpar al gobierno me parece más partidista que otra cosa. La prohibición de fumar viene de Europa y leyes muy parecidas se han ido aprobando en todos los países pero hace ya más años, que aquí siempre dejamos las cosas para el final.
      Lo de la denuncia anónima no se yo, al menos en la web de FACUA te piden los datos personales para denunciar un local.

      Por último, lo de la brigada antitabaco si que ni en sueños, se están amortizando muchos puestos de funcionarios y crear un grupo nuevo me parece casi imposible (otra cosa es que funcionarios de otros cuerpos vayan a ese, pero sacar gente del paro es inimaginable con la actual situación de las cuentas de la admón. central)

  3. Yo estoy de acuerdo con la nueva ley, desde que se puso en marcha la prohibición de fumar en lugares públicos, conozco a dos personas cercanas que dejaron de fumar, la ley fue el empujoncito que necesitaban para dejar de fumar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s