¿España = Grecia + Irlanda?

Mientras el dinero empieza a salir a chorros de España (link) buscando refugio en una deuda alemana que, por primera vez en su historia, la rentabilidad de su bono a 2 años tiene un tipo de interés negativo (link), las palabras “rescate” y “salida del euro” empiezan a ser pan nuestro de cada día.

Como en toda obra, hay varios actores principales: gobierno, UE, Alemania y BCE. Y estos tres últimos se ceban con sus razones del primero. La UE porque tiene que preservar en lo que pueda la zona euro y evitar contagios, Alemania porque está cansada de ser una pagafantas de los países del sur que han hecho mil locuras y el BCE está cansado de que le manden indirectas pidiendo medidas que además no son de su competencia. Lo peor de todo esto es que el gobierno no se entera de nada. Relatemos los acontecimientos.

Ante el escenario “¿Cómo @#€@# pagamos el rescate de Bankia?”, el gobierno piensa en un mecanismo que supone emitir títulos del estado con el respaldo del BCE y de tal forma que incluso se pudieran canjear con dinero líquido en este organismo (link). Obviamente, el BCE dice que no al ver como le pasaban el muerto de semejante manera (link). El escenario  “¿Cómo @#€@# pagamos el rescate de Bankia?” adquiere más incertidumbre y la prima, ante el miedo, siempre sube.

El gobierno, por tanto, empieza a pensar que sean los propios bancos los que vayan al fondo de rescate y no él, pero se encuentra con que la actual normativa comunitaria lo impide y además tampoco agrada, porque sobre los bancos se tendría menos control que sobre los gobiernos (link). El escenario “¿Cómo @#€@# pagamos el rescate de Bankia?” sigue sin resolverse y el gobierno finalmente claudica: va a tener que ir él a los mercados de deuda para buscar financiación.

Pero esta financiación sale por un pico, con una prima disparada ante escándalos y desconciertos, por lo que pide al BCE que intervenga en el mercado para aliviar la presión, idea que no consigue el respaldo del resto de homólogos europeos (link). Además, provoca la ira del BCE (cansado de que le den codazos en plan “enrróllate, tío”), confirmando que no va a comprar más deuda (link) y que cada país tiene que tomar las medidas. A través del LTRO el BCE dió pasta de sobra para comprar deuda pública y se dijo allá por Marzo que ahora “era el turno de los estados el tomar medidas” (link). El gobierno, que parece muy desconectado de Bruselas por un lado y de la función del BCE por otro, vuelve a la carga ayer pidiendo una autoridad fiscal europea (link). Ante todo esto, Merkel empieza a pensar que el rescate a España tiene que hacerse ya (link).

¿Se podía haber hecho peor? En el asunto Bankia, yo creo que no. Primero, por esa determinación de rescatar Bankia a toda costa sin saber con certeza cuánto iba a costar. Primero fueron 7.000 millones, luego 15.000, luego 19.000 y por último 23.500, más de 3 veces lo primero. Y miren las fechas, los 15.000 fueron un día, al siguiente 19.000 y al siguiente de éste 23.500. 3 días, 3 cifras. Y después, porque no se sabía cómo se iba a pagar e ir improvisando sobre la marcha a medida que se decía “No” a cada nuevo plan (párrafos anteriores). Lo curioso es que tanto UE como los mercados/institutos financieros piden rescatar Bankia sin ayuda estatal (link), a través de ampliaciones de capital a lo Unicredit italiana (link) con el descuento que haga falta, con bonos convertibles como hizo el Santander (link), o en general, con la conversión de deuda en acciones (debt to equity swaps). ¿Que la acción se desploma en bolsa? Bueno, ¿y? tener una bolsa artificialmente alcista tampoco tiene sentido.

En cuanto a los palos del BCE sobre la inacción del gobierno también son evidentes. Una cosa es anunciar medidas y otra es tomarlas. Hace una semana y pico que se debatieron las enmiendas de la reforma laboral, una reforma anunciada por Febrero. Son momentos de urgencia, no se puede esperar tanto, sobre todo cuando para modificar la constitución se hizo en dos días, demostrando que si se quiere, se puede.

El problema está, como bien se puede ver en este artículo que recomiendo totalmente leer, en la clase política y el tejemaneje de apaños entre colegas políticos que tienen sillón en empresas privadas, afirmación hecha por funcionarios del FMI cuando evalúan un estado “en problemas”. ¿Se ha hecho o anunciado alguna medida sobre la reestructuración de la Administración? No. Ni se adelgaza ni nada. Y las trabas que está poniendo la política a lo que hay que hacer son evidentes: unos presupuestos generales del estado aprobados tardísimo a la espera de las elecciones andaluzas, un De Guindos que no es vicepresidente para no hacerle el feo a Montoro y situar a uno por encima del otro, más aún cuando De Guindos tiene mucha más mano en Bruselas y ya se ha visto que está siendo fundamental tener un contacto permanente, etc. Simplemente saber que somos el país con mayor número de políticos en cargos públicos ya muestra por dónde van los tiros (link). Esto me lo imaginaba, porque simplemente en cargos de confianza (funcionarios elegidos a dedo) se va un buen pico, más aún con la crisis donde la admón. pública está siendo el refugio de todos estos paletos.

Por otro lado, el FMI prepara un rescate de España aunque lo niegue (link). Lo más seguro es que lo estén haciendo, pero ojo, no porque necesariamente se vaya a ejecutar, sino para estar preparados. Una entidad como el FMI tiene que tener previsto la mayoría de los escenarios, porque cualquier actuación tiene que estar planificada de antemano para no caer en una estúpida improvisación.

 Y es que finalmente  España no va a resultar en ser Grecia, sino una mezcolanza con Irlanda también. De Grecia bebemos esa gigantesca administración pública derrochadora y subvencionista con un déficit aterrador y de Irlanda cogemos la enorme burbuja inmobiliaria. En este otro artículo que también recomiendo leer encarecidamente aparecen toda una ristra de infraestructuras acometidas por la admón. pública en esta década pasada y su más que dudosa rentabilidad, amén de su escaso uso, con una comparativa mano a mano con Alemania. Aunque todo tiene matices y tengo cierta disconformidad en algún punto, en la gran mayoría, a mi juicio, tiene razón.

El tema de la infraestructura en España yo lo veo claro: venimos de una época en la que no había nada (década de los 70) y con los fondos de cohesión se hizo autovías y demás infraestructura necesaria. Hay una generación muy grande que liga infraestructura con bonanza debido a los beneficios que trajo en ese momento, provocando que las obras, sean de lo que sean, se empleen muy a menudo como arma electoral. No se construye por utilidad, sino por inauguración y foto.

Consecuencia de todo esto: ni un político a la cárcel (ni colegas a lo Rato), un país que ha entrado el top 5 de países europeos con mayor presión fiscal (link) y, como bien he podido leer, nadie quiere ayudar a un país donde los escándalos se producen a diario (como el del presidente del CGPJ y sus viajes a Marbella – link -, del presidente del Banco de Valencia y su pensión de 14 millones – link -, Bankia tenía un político por cada 50 empleados – link -, etc etc) y al borde del rescate, que si finalmente se produce supongo que será cuando los evaluadores del ladrillo presenten su informe a finales de este mes de Junio (link) para saber cuánto hay que sanear.

Cuatro últimos tips:

– Mientras no haya un poder judicial lo suficiente fuerte como para poder enviar políticos a la cárcel, España no es viable.

– Estamos en el comienzo de la solución, que es ser conscientes de la totalidad del problema, y esa solución veremos si es con o sin rescate, y que será larga y complicada, con o sin rescate. Eso sí, que nadie se crea que en un par de años volveremos a 2007.

– Si hay salida del Euro, adiós. No es la solución ni mucho menos a nuestros problemas, porque el verdadero problema es que el Estado gasta mucho más de lo que ingresa, sea en euros o en pesetas, y teniendo en cuenta que salimos perdiendo en nuestra balanza comercial con el exterior, apaga y vámonos: ¿cuánto costaría un barril de petróleo sin el paragüas del Euro/Alemania?

– Ahora que se está anunciando en los medios, ¿compraría ud. letras del tesoro de España? A partir de 1.000 euros.

Anuncios

One Response to ¿España = Grecia + Irlanda?

  1. Pingback: ¿España = Grecia + Irlanda?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s