El último experimento loco de Bruselas

El crimen que se acaba de cometer en Chipre no tiene nombre. Atacar directamente a los ahorradores y sus depósitos, el instrumento de ahorro por excelencia y que jurídicamente más protegido está, roza la canallada más rastrera.

Primero: porque se da la paradoja de que, si una entidad bancaria quiebra, el Fondo de Garantía de Depósitos (a nivel europeo) cubre hasta 100.000€, lo que significa que para un chipriota que tenga depósitos prefiere dejar quebrar su banco que aceptar el rescate con la “pérdida” impuesta que conlleva (se acaba de comunicar que estarán exentos los depósitos de menos de 100.000 euros. Parece ser que después de ver la prensa, algo de sentido común ha llegado a Bruselas).

Segundo: porque quien diga que esto es culpa del capitalismo feroz se equivoca, ya me dirán ustedes qué capitalista es violar el derecho a la propiedad. El Estado, de forma indebida, se va a apropiar parte de los bienes de sus ciudadanos. Como bien he leído, todo hurto es inaceptable, y el hurto por parte del Estado mucho más, ya que tiene que ser el garante de seguridad jurídica de un país.

Tercero: atacar a los depósitos bancarios es increíble por muchas razones. Primero, porque si los bancos (o cualquier empresa) quiebra, existe un orden de prelación en la deuda que emite y que aquí se ha saltado a la torera para poner por delante, además, a los depósitos, el instrumento que más se trata de proteger (existiendo como ya he comentado el Fondo de Garantía). No tiene ni pies ni cabeza. Segundo, porque si alguien tiene que perder el dinero son los que han comprado deuda subordinada (dentro de este conjunto están las preferentes, donde típicamente la pérdida en caso de quiebra era del 100% – otra cosa es que la gente que compró preferentes tuviera conocimiento de ello), deuda junior, senior, etc según su garantía; y, si son empresas cotizadas, los accionistas.

No tiene sentido que se proteja al accionista frente al depositante, que además no tiene ningún interés especulativo cuando deposita su dinero. Y está confirmado que a los tenedores de deuda de los banco chipriotas no se les va a imponer una pérdida. Literalmente, es el mundo al revés. ¿Quiénes son estos? Bancos griegos, principalmente, para no agrandarles aún más el propio agujero en el que ya viven y, en segundo lugar, los bancos alemanes. Pero como los bancos alemanes tienen mucha exposición a Grecia, se podría decir que es todo bancos alemanes entre exposición directa e indirecta vía Grecia. En números: 45.000 millones de exposición chipriota, 13.000 millones lo tienen los bancos griegos y 5.000 millones los alemanes (http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-tarde-en-24-horas/tarde-24-horas-economia-24-18-03-13/1724837/ a partir del minuto 15).  Ya saben, el fútbol es 11 contra 11 donde siempre gana Alemania. Y mi gran pregunta: si se hubieran hecho bien las cosas, tanto en Grecia en su momento como en Chipre ahora, ¿dónde estarían los bancos alemanes? ¿Probablemente quebrados por estar hasta las trancas de bonos basuras? Da que pensar, la verdad.

La UE se ha pasado tres pueblos, rompiendo todas las reglas del juego y poniendo a pies de los leones a los más débiles, encima con nocturnidad y aprovechando que hoy lunes era festivo en Chipre, para dejar pasar un día más y que se calmen los ánimos lo máximo posible. Y todo ello porque Chipre está considerado un paraíso fiscal. Es bastante curioso los malabarismos del lenguaje: existen paraísos fiscales pero no infiernos fiscales, al igual que existen Papas “buenos” y no malos, y para que uno exista su opuesto es necesario. Independientemente de si es la puerta a Europa del blanqueo de dinero ruso o no (aquí habría que decir que quien esté libre de pecado tire la primera piedra), está claro que el ciudadano de a pie y el pequeño ahorrador está a años luz de esas políticas. Imponer legislación específica para tapar ese “agujero” en la UE lo hubiera visto lógico o incluso una supervisión total por parte de la UE del sistema bancario, pero se ataca con saña a la población civil. Lo dicho, lo nunca visto. Si esto es el estado del bienestar, de la seguridad jurídica, etc, que traigan ya el estado de las catástrofes bíblicas que me sentiré más seguro.

Y es que últimamente el ataque al ahorro está siendo más salvaje que nunca, parece ser para forzar a la gente a consumir y “mover” la economía, si realmente piensan que eso vaya a ocurrir así. Si luego hay una urgencia en el futuro, eso ya es otro menester y si no tienes dinero, habrá que pedirlo prestado y endeudarse para ello. Y eso si se te concede el crédito. Es la más asentada política del pan para hoy y hambre para mañana, una regla “de oro” que parece que cada vez coge más fuerza en la alta política. Hoy en día, ahorrar está mal visto y cada vez más penalizado (mayores comisiones bancarias, impuestos más altos, rendimientos cada vez menores – qué cabr*nes los del Banco de España – y, en el caso de Chipre ahora, fondo a libre disposición de la fuerza política de turno).

Y adicionalmente, se impone el corralito correspondiente, primer caso en la historia de la UE. No poder tener acceso a lo que es tuyo, como para depositar el dinero en el futuro, vaya precedente se sienta. Y en este panorama, ¿qué hacemos con el dinero, dónde lo metemos? E instintivamente pensamos en que es mejor gastarlo y disfrutarlo que ahorrarlo, volviendo al punto que he comentado anteriormente. Eso de que el dinero es una garantía para hacer frente a incertidumbres futuras (un accidente con el coche y queda éste siniestro, un robo en la vivienda o cualquier eventualidad que suponga un fuerte varapalo al bolsillo) se quiere eliminar y que se quede únicamente como medio de pago generalmente aceptado. Y ya no olvidemos en ahorrar para poder comprar algo más grande, para eso ya está el crédito (que ya me dirán cómo se sostendrá sin ahorro). A todos los políticos, Banco de España, etc. gracias por animarme a escupir en el futuro.

Y, obviamente, no han tardado en decir estos políticos nuestros que el caso chipriota no es extrapolable al nuestro. Por supuesto, nunca un caso es extrapolable al nuestro. España no es Grecia (alto número de funcionarios), España no es Irlanda (¿recuerdan? la burbuja inmobiliaria en Irlanda era porque no tenían un supervisor como el Banco de España, la de aquí sí estaba controlada…) ni tampoco España es Portugal (que aquí nadie hace hincapié, pero se debe a la baja productividad de su economía, cosa que en España tampoco es que seamos líderes). Nunca somos nada pero, ¡oh!, tenemos de todo. Yo personalmente esto me lo huelo: igual que ahora en España hay una devaluación interna que se probó con anterioridad en Letonia, Chipre es el conejillo de indias de la UE. Si sale bien, se llevará a más países de la periferia; si sale mal, es un país de menos de un millón de habitantes y una economía muy pequeña, el riesgo es controlable. Pero sobre todo, siendo las elecciones alemanes a la vuelta de la esquina: ¿no creen que ganaría Merkel si impone esta medida en España, ese país de vagos y holgazanes? Ganaría de calle. Ya ha dicho Merkel que todo se hace por salvar el Euro y visto que en el fondo quien está bastante pillada esa ella y sus bancos alemanes, debe de pensar similar a lo Luis XIV, que el Euro es ella.

Anuncios

Mirando al futuro…

… es mucho mejor que mirar el pasado. Los casi 8 años de Zapaterismo han sido bastante ruinosos para los españoles. No sólo por los años recientes con la crisis económica, sino porque los principales problemas no los ha solucionado. En cierto modo no te sorprende por la mediocridad con la que se ha rodeado: ministros sin estudios universitarios (José Blanco, ministro de fomento; Celestino Corbacho, ministro de trabajo) o enchufados de mucho cuidado (Bibiana Aído, ministra de igualdad; Leire Pajín, ministra de Sanidad), muy pocos ministros se pueden salvar, como Ángel Gabilondo. La vivienda sigue por las nubes y poco se ha hecho en ese campo (excepto un Ministerio de la Vivienda, otro gasto más para nada). El único logro ha sido mermar la banda terrorista ETA, algo que era cuestión de tiempo más que de gestión política acertada y así se ha reflejado en la intención de voto antes y después del anuncio de ETA, justo antes de empezar la campaña electoral.

Se puede decir que ha tenido cosas buenas para ciertos sectores, como el matrimonio homosexual, el cheque bebé (más simbólico que otra cosa, aunque menos da una piedra) o la ley de asistencia a personas mayores, pero es que es tan tan poco para 8 años de mandato que da la sensación que, en los años buenos, se podía haber hecho mucho más. La ley del aborto tiene un doble filo, no por el aborto como tal, sino porque puede provocar un aumento de ETS al sentirse la gente “más libre”.

Pero después ha tenido medidas francamente horrorosas. 2 grandísimos fracasos han sido el PlanE (horrible y mejor olvidar. Fue contratar como funcionarios – con dinero público – a tiempo parcial a gran parte del sector de la construcción para contener el paro en dicho sector -> habrase visto mayor estupidez) y la famosa deducción de 400 € en el IRPF para animar el consumo pero que luego los recuperó al año siguiente con el reajuste de IRPF de 2010. Una pena muy muy grande y que ha demostrado que, como cualquier hijo de vecino, si los vientos soplan favorables soy buen capitán, pero como toque remar no sé ni coger el remo. Eso no es ser buen gobernante ni mucho menos.

También es verdad que le ha tocado gobernar en una de las peores crisis en muchas décadas, pero si no tienes ni idea de economía (¿se acuerdan de “la economía se aprende en dos tardes” link?) al menos podías haber hecho caso a alguno de los más de 600 asesores que ha tenido todo el gobierno (link y link). Una de dos: o no les han hecho caso a los asesores o éstos eran unos patanes. Y si además estás todo el rato soltando globos sonda (tipo de política instaurada por ZP – link y link), soltando tonterías como la alianza de civilizaciones, haciendo el idiota como prohibir en Galicia la lista de medicamentos genéricos (link) para luego tomar el gobierno esa misma medida a principios de este mes (link) o una masiva regularización de inmigrantes sin mucha lógica, o estando siempre detrás de los “come-marrones” (Fernandez de la Vega principalmente) terminas concluyendo que ZP no ha sido un buen gobernante.

Ya entrando en la parte más puramente económica, realmente no se podía haber hecho peor. Un paro desbocado, una reforma laboral ciertamente inútil, más y más deuda con más  empleados públicos (a principios de 2010 se rompió el récord de % de población activa – link y link) como salida del paro. ¿Pero quién paga los salarios de los funcionarios? Pues hoy en día, parte los mercados financieros, porque con un déficit del 6.3% (link) no hay ingresos suficientes para pagar tantos gastos. Es necesario una reducción de empleados públicos bastante salvaje (debido a su crecimiento igualmente salvaje, triplicando al crecimiento de la población – link – y el gran problema de la doble ventanilla), sobre todo de responsables, jefes, etc, como ha hecho GAM (link), que a veces se duda de su producción pero no veas lo que cuestan.

Y es que sí, hay que recortar, mucho y en muchos sitios. Y no sé por qué la gente lo teme, alegando que no le gusta. En general, a nadie le gusta trabajar, ¡pero es que es lo que hay!  Si gastas más de lo que ingresas, es que no te queda otra que recortar (o volverte esclavo de los malvados mercados financieros que te compran la deuda que emites a sabiendas de que gastas más de lo que ingresas…). Por desgracia, la situación actual es ésta y toca recortar. Hay que ver (y lo vuelvo a poner) si tiene lógica que la provincia de Sevilla tenga más funcionarios que todo el País Vasco. Hay que ver si es necesario tener 17 autonomías con sus 17 caciques, sus 17 calendarios de vacunación, etc. Las ideas de Artur Mas de cerrar hostpitales rompen por completo la igualdad entre españoles recogida en la constitución. De hecho, creo que ahora mismo retornar la sanidad al gobierno central lo están queriendo más de una comunidad autonómica.

Pero si que es cierto que ahora toca recortar y hay bastante gente que piensa que los años buenos no fueron tan buenos para ellos y es cierto: el crecimiento del salario medio fue inferior al crecimiento del producto interior bruto (link). Pero si en estos años buenos, en los que gran parte ha estado el PSOE, el partido supuestamente de los trabajadores, no ha hecho nada para intentar equiparar ambos crecimientos, pues se demuestra una vez más la mediocridad del actual gobierno, que en vez de preocuparse en lo que importa del día a día, discute sobre la Ley de Memoria Histórica. Y dicho esto, una subida salarial, por disparatada que parezca, tiene sus puntos buenos: si la gente tiene más dinero a su disposición, puede comprar más (aumenta el consumo) y/o ahorrar más (los bancos juntan más dinero y podrían dar más crédito, favoreciendo la inversión). Es un poco hacer la política de Henry Ford con sus empleados y claramente es muy arriesgada, pero ahí la dejo.

Y obviamente hay muchísimas más cosas donde se puede actuar: aumentar la presión fiscal sobre las grandes fortunas, luchar contra la evasión fiscal y la economía sumergida, etc. Pero por desgracia son medidas cuyos efectos son más a medio plazo y la situación actual necesita medidas de efecto inmediato.

Es una pena estar abocado a políticos tan mediocres y no sólo aquí en España. En Italia, Berlusconi no ha hecho absolutamente nada con el fin de mantener el apoyo de la gente, necesitaba aferrarse al poder por la inmunidad judicial que le supone ser presidente del gobierno, por sus casos ante la justicia. Ha intentado imponer el nuevo ministro de justicia a Mario Monti (link), por lo que ya vemos para quién trabaja. Grecia tampoco se queda atrás, donde el líder de la oposición tiene más interés en que haya elecciones anticipadas para gobernar que en evitar la quiebra de su país (link)

¿Políticos razonablemente buenos? Aunque no lo parezca y desde España se la esté masacrando, Angela Merkel ha sabido tomar medidas a tiempo, medidas que aquí se calificaron como excesivas y duras (link) pero que han dado sus resultados con un crecimiento esperado de 2.3% en 2011 (link). Y su apoyo al euro, por mucho que sea criticado por Helmut Kohl (link), le ha costado elecciones regionales en Alemania (link). Hay una cosa clara: de esta crisis económica, va a costar un huevo que los actuales dirigentes consigan la reelección. De hecho, diría que ninguno la va a conseguir, pero visto el patinazo de Strauss-Khan que allana el terreno de Sarkozy, me reservo esta afirmación.

La verdad es que los políticos de aquí no lo tienen tan complicado: copia lo que hace Alemania adaptándolo a España y ya te bastaría. Alemania es la locomotora, simplemente engánchate a ella. Y, sinceramente, tanto Sarkozy como Merkel ven con buenos ojos a Rajoy porque él está en su onda y no en mundos paralelos con alianzas de civilizaciones.

PD: se rumorea como ministro de economía a González Páramo, catedrático de Hacienda Pública por la Universidad Complutense de Madrid, doctor por la Universidad de Columbia en Económicas, doctor honoris causa por la Complutense y actual miembro del comité ejecutivo del BCE. Igualito que Pepinho…

Una semana de noticias descabelladas

Difícilmente se va a ningún lado en este país. Mucho menos con la guía de la actual clase política. Corrupta, podrida y alejada de la sociedad. Muchas incongruencias y demasiados amiguismos. En sólo una semana podemos ver el actual panorama:

Reforma de Chamartín

Leo el viernes que se ha aprobado el proyecto de Chamartín y que ahora se verá el coste. El ayuntamiento de Madrid tiene una deuda de más de 6.500 millones de euros, gran parte debido a la reforma de la M-30 (aunque no se olvidan lujos como el palacio de Cibeles). Las cuentas son auténticas obras de ingeniería financiera para poder llegar a final de mes para el ayuntamiento, rogando al gobierno central refinanciar la deuda (que ojo, TODA refinanciación es adquirir más deuda). Y, sin motivo alguno, se habla del proyecto de Chamartín. Lo peor es su coste: 11.000 millones de euros. ¿Pero qué es esta locura? ¿Más deuda aún para el ayuntamiento de Madrid? Hay que ir cambiando la mentalidad de que ya hay suficiente infraestructura, que esto no es la transición cuando a duras penas había unas carreteras de calidad. Que no, que ya construir a lo loco se ha pasado. Pero claro, eso díselo a ACS, a Villar-Mir… La gran pregunta es ¿qué tiene de malo chamartín ahora como está?

Alex de la Iglesia

Para mí, no entiendo muy bien la postura de este hombre más allá que ganarse el favoritismo de la gran masa, haciéndose como el mediador de la industria y un sujeto con el cual se puede dialogar, que yo no sé por qué se ha metido a hacer ese papel. Realmente, puso 3 puntos básicos que eran: 1. No al “todo gratis” 2. No hay descarga ilegal si no hay oferta legal 3. Retirara EL JUEZ las Pag.que se lucran con material no autorizado. Es lo mismo que la Ley Sinde, cambia la forma pero no el contenido. Si eso, lo más “innovador” es lo del juez, pero es que es lo que hacen actualmente con la ley vigente. Puras formas, su fondo es el mismo que el de Alejandro Sanz o la SGAE. Vamos, que a mí no me la da. Además, con esa dimisión a medias, que ahora no dimito, que si elecciones, etc. busca más el respaldo popular y yo creo que incluso desligarse del ambientillo de “los artistas de la ceja” y asegurarse subvenciones del futuro gobierno (previsiblemente del PP). Vamos, para mí, un cínico. Lo que pasa es que la gente está tan ansiosa por alguien famosa discordante con la ley que no se llega a preguntar si realmente es verdad.

PP y PSOE

Los grandes enfrentados en cualquier cuestión, por muy nimia que sea, han encontrado un punto en común aprobando la Ley Sinde. Ni educación, ni sanidad, ni reforma laboral, ni pensiones… nada, absolutamente nada, parecen coincidir excepto en este tema, qué curioso. Será porque obviamente es el tema de mayor preocupación para los españoles, por delante de la situación económica, el paro, etc. Además que demuestran su gran capacidad de diálogo con la no-industria aprobando la ley de la noche a la mañana. Mientras tanto, grandes problemas azotan el país pero eso es motivo de discusión en los periódicos, no interesa resolverlos. Así nos va.

Merkel

Mientras Rajoy y Zapatero hacen el bobo sobre el paro juvenil (ojo, un 43% de paro entre menores de 25 años!!), Merkel hace sus deberes. Se ha dado a conocer el interés de Merkel en llevarse para Alemania miles de trabajadores cualificados: ingenieros, médicos, etc. porque allí tienen un déficit, disfrazándolo como un “cable” que echa a Zapatero para reducir el paro juvenil que hay aquí. El número de trabajadores es alto: más de 40.000 ingenieros, más de 20.000 médicos. ¿Y qué deberes ha hecho Merkel? Un organismo suyo ya ha hecho un estudio en más de 200.000 jóvenes titulados españoles para ver cómo verían el trabajar fuera de España. Tiene ya la estadística, seguramente sepa más o menos el número de jóvenes dispuestos a emigrar, cuántos saben alemán y cuántos no, etc etc. Es decir, cuando venga el 3 de febrero a Madrid, sabe qué es lo que tiene que decir. ¿El gobierno? Bah…

La reforma de las pensiones para qué hablar, probablemente no tenga ni pensión cuando tenga que dejar de trabajar (porque entonces ya no habrá jubilación) con alguna futura reforma.

Con este panorama, un humilde servidor se plantea arrojarse a los brazos de la dama alemana para que me lleve a tierras germánicas. Es que no son sólo motivos laborales y salariales, es que el asco que me produce la clase política y una gran parte de la sociedad (esa que haría de Belén Esteban la 3ª fuerza más votada y similares) te lleva a plantearte irte, por una sencilla razón: es más fácil cambiarme de país que cambiar el país en el que vivo.

Vendría bien algo como esto (el problema es que los políticos ni siquiera van a sus escaños, no se les pillaría):